Son las tasas o contribuciones que deben cancelarse por ley en una actuación administrativa.